Portafolio Vist

Dulce y Salada

DULCE Y SALADA es un proyecto multiplataforma que reflexiona sobre la relación que el humano ha construido con el agua en distintos lugares de Latinoamérica. 

Queremos entender el entramado de prácticas y conocimientos locales para mantener en equilibrio esta relación y revalorizar esos saberes como una forma de complementar la información científica e institucional con la que contamos.

Consideramos que entender esas relaciones integrales de las comunidades que habitan ecosistemas frágiles y de suma importancia para el equilibrio humano y el agua, es una alternativa a las estrategias prohibitivas de conservación, donde se elimina la presencia humana local en favor de las grandes masas urbanas.

En DULCE Y SALADA usamos los recursos narrativos para expandir un universo visual y sonoro que nos permite entender y ganar inspiración para convertirnos agentes de cambio y lograr la sostenibilidad de la vida en el planeta. 

DULCE Y SALADA es un proyecto que transita el tiempo humano y el tiempo geológico, en un espacio físico que, flotante, vive entre la cruda realidad de la subsistencia y una densa oscuridad en un contexto ecológico que no da tregua.
Durante los últimos 9 años, he trabajado retratando a las familias de pescadores y conocedores del agua que han habitado la Ciénaga Grande de Santa Marta, desde 1847.
La primera etapa del proyecto ha finalizado. Durante esta etapa me inspiré en traducir esta experiencia utilizando los tres estados del agua -líquido, sólido y gaseoso- como metáfora de la memoria.
Después de realizar una campaña online de preventa del libro, en la cual muchas personas nos apoyaron. Entregué personalmente más de cien libros que las personas regalaron a la comunidad. 
El gusto de poder compartir lo que hago con las comunidades con las que trabajo es un objetivo central de mi trabajo.
Para el desarrollo de esta propuesta tomamos como base de trabajo, las grabaciones de diferentes paisajes sonoros, realizados a lo largo de Colombia, durante ocho años.
El lenguaje sonoro de la obra usa estas grabaciones de campo que en su estado puro representan el marco de la experiencia y los procesos de sonido que, usando una técnica de resonadores, representan las impresiones subjetivas de los personajes, sus sensaciones y emociones.
El pueblo de Nueva Venecia flota en lo profundo de las arterias del sistema de estuarios del río Magdalena en Colombia. 
He visitado la ciénaga siguiendo las historias personales de las familias y personas que viven en este espacio, intentando entender ¿cómo llegaron a vivir allí? ¿cuál es la relación que han tejido durante años con este ecosistema?
En un principio, me acerqué como fotógrafo y antropólogo a este proyecto pero rápidamente entendí que solo como persona podía adentrarme a este contexto.