Ayahuasca Musuk
Entrevistas
Juliana Gómez
Colombia -
septiembre 15, 2021

La poesía de mis genes

Un frijol germinado sobre un fondo de estrellas azules. Imágenes de formas redondeadas sobre azules estelares. Pieles y galaxias. Bebés y personas idénticas tocándose. Un microscopio, un mechón de pelo. Un paisaje lunar.

Muchas de esas son las imágenes que Juliana Gómez, conocida como June Juno, creó para su proyecto Las dos hebras. En un principio le interesaba la genética y el misterio detrás de los genes. Pronto encontró un hilo de dos hebras, que la llevó a explorar en su propia vida: su ADN es idéntico al de su hermana gemela.

Juno cuenta con emoción cómo no aún hay una teoría que expliqué qué sucede en el momento en el que un cigoto se divide para generar dos personas. Cuando nacen son idénticos. En el mundo de la genética son llamados gemelos homocigotos.

Ese instante “decisivo” es producto del azar. Y el azar para ella es poesía. Desde hace unos años desarrolla este proyecto que gira alrededor de una búsqueda por el origen propio y de su relación cósmica con el universo, las moléculas de la vida y la identidad de los gemelos homocigotos.

Juno cuenta que este es un proyecto en el que empezó a experimentar con formas diferentes de hacer y contar. Entre otras cosas, ella ha ido descubriendo y desarrollando su habilidad para hacer retratos. Juega con los reflejos y las ambigüedades, con imágenes de microscopios y de telescopios, y con las que ella crea con su propia cámara. Además de esto, durante mucho tiempo June se dedicó a hacer fotografías de bandas musicales, le gusta mucho la música y siempre tiene una banda sonora acompañando sus proyectos. Esta es la playlist que acompaña este texto.

June Juno – Las Dos Hebras

June Juno – Las Dos Hebras

Las Dos Hebras no es exactamente un trabajo autobiográfico, pero es muy personal ¿no?

Hace unos días hablaba con la productora de la Exposición en el MAMM. Ella conoce mi trabajo desde antes y me decía “es que tú lo haces como si fuera un reflejo siempre, o sea, es autobiográfico, pero no”. No me voy a hacer fotos a mí misma, pero es algo que tiene que ver conmigo obviamente. Las Dos Hebras sí es autobiográfico porque pasa por un tema muy importante de mi identidad y es que soy gemela, además de lo que me hace sensible y las atmósferas con las que resueno. Pero no salgo yo.

Solo hay una foto de mi hermana y yo, una foto de archivo. Bueno también la sangre, las células y los glóbulos rojos que están ahí, todos los exámenes, sí son míos, entonces yo creo que sí tiene una parte autobiográfica.

Ayahuasca Musuk

June Juno – Las Dos Hebras

June Juno – Las Dos Hebras

¿Por qué ese interés y esa búsqueda por entender el origen?

Algo que quisiera resaltar es que las Dos hebras es un proyecto de gemelos y genética. Incluso mi interés partió primero por la genética que por los gemelos. Hace unos años me invitaron a exponer en Bogotá en un ejercicio con mujeres artistas. Cada una debía elegir a otra creadora de cualquier área o disciplina y debías crear algo inspirada en esa mujer. Yo desde hace un tiempo tengo un interés por la ciencia, que para mí tiene que ver con lo desconocido, con lo que yo no entiendo. Me parece poético e interesante encontrar respuestas a las cosas.

En ese momento decidí trabajar sobre alguien de Colombia y me encontré con una genetista cercana que ha trabajado con el genoma humano. Con ella, Catalina López Correa, entré a ese mundo. Al principio yo le preguntaba las cosas más ingenuas y después empecé a investigar. Entonces, decidí hacerme algunos exámenes y de ahí salieron algunas imágenes del proyecto. Mi interés estaba más relacionado con el descubrimiento de los genes y la historia de la ciencia.

Poco después recordé que cuando era adolescente, una vez un amigo médico me dijo “¿Sabe que usted y su hermana tienen el mismo ADN?, ¿que tienen la misma huella?”, y luego pensando en esas cosas que nos preguntan a veces, tipo si nos enfermamos al mismo tiempo… Ahí empecé a investigar sobre los gemelos homocigotos, que son los gemelos idénticos.

Es curioso esto de encontrarle un sentido poético a la genética.

Sí, yo encuentro ahí la belleza y la poesía. Y los científicos que trabajan con genética también. He hablado con varios de ellos y muchos mencionaron la belleza de esta enigmática molécula.

Investigando la historia del estudio de los genes, se menciona varias veces la maravilla con la que esta molécula hace su trabajo. Ella hace que las células tengan su destino. Es algo que no hubiésemos podido inventar jamás. El ADN es realmente misterioso, es una molécula perfecta. Ella juega, es inquieta y tiene una respuesta de todo lo que somos.

En la búsqueda de mi origen, de conocerme y seguir mis genes me encontré con algo que es la molécula de la vida. Es decir, lo que define a los seres vivos de nuestro planeta es el ADN.

June Juno – Las Dos Hebras

June Juno – Las Dos Hebras

Has hablado en otras ocasiones de la importancia del azar y lo desconocido en tu trabajo.

En la creación de los gemelos homocigóticos hay algo que tiene que ver con el azar y en la genética también, por ejemplo, en los errores o en lo que pasa cuando se copia el código del ADN. Para el caso de los gemelos homocigóticos no hay hipótesis, no hay una explicación de por qué sucede. Con los mellizos, sí, porque dependen de las condiciones en las que ovulan las mujeres.

Cuando aparecen gemelos homocigotos sucede que cuando ya se forma el cigoto, algo pasa y hay una ruptura y este se parte en dos. Yo hablaba aquí con biólogas, genetistas, obstetras y ellos sí hablaron de magia. Me interesa mucho ese momento minúsculo en el que nadie sabe qué pasa y todo cambia.

En tu proyecto hay varias imágenes que remiten a lo estelar. ¿Cómo estableces el vínculo entre genética y astronomía?

Cuando empecé a investigar sobre genética encontré una definición que hicieron unos científicos del siglo XX. Ellos describieron la partícula del ADN y decían que era una doble hélice, que era un espejo, que los objetos biológicos trascendentales en esta búsqueda venían en pares. Decidí, entonces, pegarme de ahí para unir las cosas.

En el intento de ir más allá estuve buscando animales gemelos, y llegué a una reflexión y decidí buscar en el universo, a ver si también hay esa concepción binaria. Justo leí una noticia que decía que en el Observatorio ALMA se había presenciado el nacimiento de una estrella binaria, a la que ellos llamaron “estrellas gemelas”.

Y ahí empecé a incorporar esas imágenes y a jugar con otras en las que realmente no sabes si lo que estás viendo está en la escala macro o micro. Varios de los exámenes médicos que me hice, los elegí teniendo en cuenta la estética de las imágenes que generaban. Uno de ellos se llama electroforesis y es una técnica que tiene unos colores muy fosforescentes, un azul que me interesaba. Con ese examen y una yuxtaposición con música hice un video que participó en una exposición. Le pregunté a un señor que estaba viendo la pieza y me dijo que él se sentía como en Star Trek.

La investigación y la revisión del estudio de la historia de la genética me ha dado detonantes, símbolos y metáforas que orbitan el proyecto. Este relato, de cómo nos conocemos a nosotros mismos desde los genes, es extenso y profundo, hay una larga lista de personajes, teorías y acontecimientos, algunos incluso oscuros y vergonzosos.

Ayahuasca Musuk

June Juno – Las Dos Hebras

Las Dos Hebras es mi versión de cómo yo leo esta historia. Quisiera mencionar que rescato especialmente los símbolos y las ideas de dos personajes: el naturalista y jardinero Gregor Johann Mendel, quien pasó la mayor parte de su vida solitario e inseguro desenvainando, sembrando y observando más de 15.000 plantas de guisantes en su frío y oscuro jardín. Sus teorías e hipótesis no le fueron reconocidas en vida, fue después de su muerte que les dieron la importancia que se merecían.

La presencia de Rosalind Franklin, una científica independiente de Cambridge, también gravita en la constelación de imágenes del proyecto. Rosalind fue la primera persona en la historia, que contempló la estructura de doble hélice del ADN, gracias a que consiguió relajar las fibras de la esquiva molécula subiendo la temperatura de su laboratorio y desprendiendo burbujas de hidrógeno dentro de agua salada, solo así pudo, por medio de la refracción de rayos X, hacer la primera fotografía de las dos hebras, a la que llamó la fotografía 51. Después de esto, su contribución fue eclipsada por el atrevimiento de dos de sus colegas, quienes sin su consentimiento, revisaron sus notas, y con ellas formularon la estructura molecular del ADN, lo que más tarde les daría un Nobel de ciencia. A ella ni la mencionaron.